martes, 4 de mayo de 2010

Amistad...

En la biblia -y que conste que no soy un fanático del libro- dice "Y amigo hay más unido que un hermano." (Biblia Reina Valera 1960).

Cada una de las tradiciones tendrá una versión más o menos similar para describir la amistad.

Lo ideal creo, sería que la amistad con tu hermano superara a la unidad de cualquier amigo, pero bueno.

No se realmente a que se debe que unos hermanos se lleven tan bien y otros tan mal. Tan mal que no es nada difícil aceptar las primeras dos líneas de este post. Cuando estaba en bachillerato recuerdo que habían dos hermanos en la misma sección del grado inmediato inferior. Se llevaban muy bien, jugaban juntos futbol, realizaban todas las actividades juntos e incluso los ví embriagarse juntos!!!

Con mi hermano mayor apenas si podíamos convivir, relacionarnos afuera de casa estaba fuera de toda discusión. Con mi hermano menor no fueron tan tirantes las coasa, pero tampoco pudimos nunca establecer una relación fuerte. El resultado, ahora mi hermano mayor vive en la casa de mis papás -aún-, yo vivo en el centro del país y mi hermano menor vive en el otro extremo del país, nos hablamos por teléfono una o dos veces al a
ño y de vernos, lo dejo a la imaginación. Mi hermana -la menor de los cuatro- también vive en la misma ciudad que mis papás, aunque no en la misma casa. La relación es más o menos la misma entre los cuatro.

Cuando era niño recuerdo haber escuchado que una de mis primas -por cierto, la familia con la que estoy reconectándome- había perdido a propósito un grado porque quería que su hermana menor fuera a la misma clase que ella. Acepté la historia tal cual, aunque cuando se la comenté -en otro tiempo- a mi ex, ella si la tomó con una gran dosis de cinismo al decir que había sido únicamente una excusa de mi prima, la mayor.

He escrito en otros post sobre los pocos amigos -cercanos- que tengo, amigos a los que puedes decirle un fin de semana, vamos al cine, o vamos a desayunar o similares. Amigos a los que puedes llamar simplemente para contarles que amaneciste sintiéndote muy mal, o incluso para llamarlos o visitarlos y contarles lo bien que te sentiste cuando el jefe de tu jefe envió un mail general felicitándote -a ti y a tu jefe- por el buen análisis que habías hecho de un problema de un cliente y la respuesta que habías enviado -lo que me sucedió exactamente ayer-.

EL HOMBRE QUE TIENE AMIGOS HA DE MOSTRARSE AMIGO, esa es la primera parte de la cita anotada al inicio. Creo que tengo aún mucho por aprender...

La canción es de Roberto Carlos...


video

2 comentarios:

  1. El tema de los hermanos es como las familias, algunas son unidas, otras un desastre. En mi caso particular tengo dos hermanos menores y estamos ahora (de grandes) iniciando un vínculo y una relación de hermanos que valoro mucho, y siento que así es también de parte de ellos. Son dos varones de 32 y 34 años y creo que estamos muy felices los tres de habernos reencontrado como hermanos.
    En cuanto a los amigos de la vida, esos que están y para los que estamos siempre y en cualquier circunstancia no pueden ser "un millón", suelen ser pocos y buenos.
    Perdón por la extensión del comentario!

    ResponderEliminar
  2. Viviuska:
    Me agradó tu comentario, gracias por compartir tu experiencia... con mis hermanos andamos por esas edades.
    No, no quiero tener un millón de amigos, quizá unos dos o tres muy buenos amigos y otro tanto de repuesto... :=)

    ResponderEliminar