sábado, 30 de enero de 2010

PayaEscuela. Día Uno o En el principio fué la Generación Cero

Hoy fué el primer día de la PayaEscuela, la serie de clases que debemos de recibir durante cinco meses antes de convertirnos en Doctores de Fábrica de Sonrisas.

El sábado pasado -día de la convocatoria- al momento de incribirnos, debíamos de elegir una de las tres constelaciones que conforman Fábrica de Sonrisas -o la PayaEscuela únicamente, no estoy seguro-, algo que me recordó bastante al sombrero seleccionador de Howgarts y las cuatro casas. En este caso, no había sombrero, únicamente se dirigía uno al lugar de inscripción de cada Constelación: Fénix -a la que me acerqué-, Draco y Unicornio. Por alguna razón, el cupo de Fénix se completó y los últimos que quisieron ingresar a este grupo, tuvieron que ser inscritos en alguno de los otros dos. Por otra parte, una buena cantidad de los asistentes a este primer día, aún no se habían inscrito.

Fénix. Nuestra directora se llama Dra. Tortolita. Estuvimos realizando ejercicios de vocalización y muchos juegos. Entre las dinámicas estuvieron: canciones con mímica, diferentes formas de caminar: normal, sobre fuego, sobre espinas, sobre hielo; tenta de emociones, evolución con piedra-papel-o-tijera, saludar normalmente, saludar solo con gesto, saludar como chino, saludar como perrito, y otros.

Luego de esa primera parte, un poco más de una hora, pasamos a la parte teórica del primer día: La Historia de Fábrica de Sonrisas, desde sus inicios: Un grupo de amigos que hacían teatro y decidieron proyectarse hacia instituciones en donde pudieran ayudar con sus talentos. Surgió la Generación Cero. Después, se nos fué relatando la evolución de Fábrica de Sonrisas, en palabras de miembros de cada generación, de la cero a la cuarta. También se nos hizo saber las Normas: No faltar más de tres sábados, no fumar, no tomar, no ofender, etc.

Finalmente, se nos comentó acerca de la sede de FDS -en Utatlán, frente a la Iglesia- y de las visitas. Todos los miembros de las primeras cinco generaciones enfatizaron lo mucho que ha significado para cada uno las visitas que realizan a las diferentes instituciones y el crecimiento interior que han experimentado al ser parte de esta familia: Fábrica de Sonrisas.

Al finalizar -bastante temprano- nos despedimos todos con el brazo derecho extendido al frente y un fuerte HOOP!!!!!!!















miércoles, 27 de enero de 2010

Sueños, cambio, aceptación...

Hace muchos muchos años leí un artículo en Selecciones en el que un periodista contaba como era su vida luego de haber perdido una mano en un accidente de helicóptero. El autor quería presentar su situación de una forma divertida, incluso diciendo que se sentía bien con su garfio cuando iba a visitar a su inspector de impuestos, o algo así. Lo que me quedó grabado del artículo fue el que contara que se había sentido bien luego de haberse soñado manco, pues significaba que su subconciente había aceptado finalmente el hecho sobre su nueva situación.

La primera vez que viajé a PDX estuve en una clase de ESL y Civics, en el que el maestro nos mencionó que cuando soñaramos en inglés, estabamos preparados para comunicarnos aceptablemente en ese idioma. Justo esa semana había tenido mi primer sueño en inglés. La segunda vez me sucedió lo mismo, aunque en esta ocasión me soñé trabajando en el workshop en el que laboraba, y conversando en inglés con un compañero de trabajo.

Lo extraño es que no me sucedió algo parecido por ejemplo al dejar la casa de mis padres, al graduarme de ingeniero o al casarme.

Esta semana he estado yendo a entrenar Judo, ha sido una actividad por demás pesada, es casi la mitad del tiempo ejercicios de estiramiento y el resto de la hora entrenar caídas, inmovilizaciones o combates. Como estoy trabajando de 5 a 2-3 de la tarde, los tres días he estado viniendo a mi apto y durmiendo al menos 1 hora, pues de noche duermo únicamente entre 4 y 5 horas.

Este día, por la tarde, tuve un sueño interesante: Le estaba dando soporte a una persona, pues el operador de la computadora de su negocio estaba grabando información incoherente -y en inglés- en la base de datos de su empresa. Y bien, me parece que mi subconciente acepta -luego de más de un año- que estoy de vuelta acá y que estoy realizando el trabajo que busqué durante mucho tiempo.

martes, 26 de enero de 2010

Portillo detenido...

Usualmente no me inmiscuyo en política. Talvez eso es parte del problema, que muchos dejamos que otros decidan. No recuerdo cuando fué la última vez que ví realmente una buena opción a la hora de las elecciones presidenciales. Ayer, a raíz de que se publicó que USA quería extraditar a Portillo, comentabamos con un compañero de trabajo que en algunos países -muchos creo- es un sueño para cualquier niño llegar a ser presidente de su país, así como para sus padres...

¿Llegará un día en el que en mi país sea este un deseo loable?

Esta es la noticia de hoy en Yahoo Argentina...

Detienen a ex presidente guatemalteco requerido por EEUU


GUATEMALA (AP) - La policía detuvo el martes al ex presidente Alfonso Portillo en un allanamiento en el nordeste del país y luego lo trasladaron a la capital en donde compareció ante un juez.

La detenición ocurrió un día después que la justicia estadounidense presentara cargos de lavado de dinero en su contra.

El jefe de una comisión investigadora designada por la ONU para combatir la impunidad en Guatemala (CICIG), Carlos Castresana, declaró en rueda de prensa que Portillo fue aprehendido cuando cuando se disponía a huir en lancha hacia Belice, "pero antes, policías y soldados rodearon la casa donde estaba refugiado" en la localidad caribeña de Punta de Palma.

El fiscal general Amílcar Velásquez detalló que Portillo, de 58 años, fue detenido en una hacienda en la provincia de Izabal, unos 300 kilómetros al nordeste de la capital.

Se le acusa en Estados Unidos de usar bancos extranjeros para lavar millones de dólares robados a obras de caridad y las arcas públicas.

El fiscal general dijo que más de 50 agentes trabajaron cuatro días para atrapar al mandatario, quien el fin de semana se escabulló de varios allanamientos para ubicarlo.

En entrevista con radio Sonora poco después de su captura, el ex mandatario dijo que la fiscal Eunice Mendizabal le dijo que planeaban desistir del proceso que se endereza en su contra en los tribunales guatemaltecos para agilizar una eventual extradición a Estados Unidos. La ley guatemalteca estipula que antes de una extradición cualquier persona debe antes dilucidar procesos pendientes con la justicia local.

Portillo calificó las intenciones de la fiscalía como "una treta, una canallada del sistema" y su abogado defensor Telésforo Guerra manifestó que la orden de extradicción no debe ser válida hasta que no sea juzgado en el pais.

"No estaba huyendo, esperaba un recurso legal para presentarme ante los tribunales, pero ni modo, no se puede huir toda la vida", expresó el ex gobernante que escapó de Guatemala en 2004 cuando comenzó un proceso penal en su contra por corrupción y quien en la década de los 80 también logró evadir la justicia mexicana que lo acusaba de un doble homicidio.

Guerra declaró que en la corte "vamos a probar que esto es un juicio político".

El ex presidente fue transportado en un helicóptero hasta una base de la fuerza aérea en la capital y de ahí, con grilletes en sus muñecas y un fuerte dispositivo de seguridad, lo trasladaron a la Torre de Tribunales para presentarlo ante un juez.

El fiscal federal estadounidense Preet Bharara dijo el lunes que Portillo prácticamente convirtió "la oficina de la presidencia guatemalteca en su cajero automático personal".

Un encausamiento difundido en un tribunal federal de Manhattan sostiene que desde el 2000, el primero de sus cuatro años de gobierno, Portillo se apropió de 1,5 millones de dólares donados por Taiwán; y luego conspiró con un coronel no identificado y un agente del espionaje militar para apropiarse de millones de dólares del gobierno, según la fiscalía.

Según el documento, endosó cheques girados en un banco de Nueva York y depositó fondos en una cuenta bancaria de Miami. El dinero fue transferido luego a una cuenta bancaria en París a nombre de su ex esposa María Eugenia Padúa y su hija Otilia Portillo Padúa.

Según la investigación, Portillo habría trasladado durante sus cuatro años como presidente unos 14 millones de dólares tomados de las cuentas del estado y 1,5 millones del donativo de Taiwán.

En la entrevista con la emisora, Portillo no se refirió ni fue cuestionado sobre los cargos que enfrenta en Estados Unidos.

Portillo fue postulado por el Frente Republicano Guatemalteco (FRG), partido fundado por el ex dictador Efraín Ríos Montt.

Al terminar su gestión presidencial en 2004 huyó de Guatemala en donde se le formularon acusaciones de corrupción y se había librado una orden de aprehensión en su contra. Consiguió llegar a México y obtuvo una visa de trabajo por asesorar a una constructora y se radicó en ese país hasta que en octubre de 2008 fue extraditado a Guatemala, en donde un juez lo dejó en libertad bajo fianza.

Portillo vivió exiliado en México 18 años a partir de 1971. En ese periodo fue acusado por la justicia de dos homicidios en 1982 en Sumpango del Río, a 15 kilómetros de Chilpancingo, la capital estatal de Guerrero, pero nunca se presentó ante las autoridades porque sus asesores estimaron que no tendría un proceso justo, según explicó él mismo. El caso está prescrito.


lunes, 25 de enero de 2010

Judoka. He hecho más ejercicio en una hora que en todo un año...

El lunes anterior había pasado a la Federación Nacional de Judo a inscribirme, me indicaron que las actividades empezaban hasta febrero. El martes llamé para saber cuando era lo más pronto que podía inscribirme, me contestaron que podía hacerlo a partir del lunes 25. Como sabía que esta semana trabajaba por la mañana, planeé pasar de una vez hoy a pagar y llenar el formulario de inscripción, este año estoy decidido a no pasármela únicamente entre internet y la biblioteca en mi tiempo no laboral.

Como hoy el compañero B se quedaba completamente solo por la tarde, me ofrecí a extender un poco más mi turno, no fuera que lo saturaran los clientes, total, salí como hora y media más tarde de mi horario normal y me dirigí directamente a la Federación de Judo. Me inscribí y cuando me cuestionaron sobre que horario elegiría para entrenar, comenté nuevamente que como en mi trabajo me cambian frecuentemente de turno, tenía que estarme moviendo básicamente entre la mañana y la tarde. La secretaria me indicó que para la mañana y la tarde aún no tenían instructor, únicamente para la noche, y al preguntarle si podría empezar a entrenar hoy mismo en la noche, me dijo que no veía inconveniente.

Me vine a cambiar de ropa, todavía verifiqué como iba el trabajo en la oficina, me dormí aprox una hora -anoche solo había dormido cuatro horas- y regresé a la FDJ.

Llegué como a las 6:45, la clase empezaba a las 7:00. La puntualidad es muy buena, en el horario de la noche hay como 20 estudiantes avanzados y llegamos seis nuevos: cuatro adolescentes -dos chicos y dos chicas- y dos adultos.

La clase estuvo brutal, en todo el sentido de la palabra. Fué como media hora de calistenia, que a mi me pareció todo un día de trabajo, y no es que yo sea muy sedentario: Durante los casi dos años que viví en PDX pedaleaba aprox 20 millas tods los días -de mi casa a mi trabajo y viceversa- y de vuelta acá no he querido adquirir nuevamente un automovil -además de los gastos, parqueo y deterioro ambiental, tener uno evitaría que caminara al menos un poco-.

Despues de los ejercicios de calentamiento, estuvimos practicando casi 20 minutos caídas, pues creo que es uno de los movimientos más usados en Judo. Los últimos ejercicios los realicé con la única esperanza que el tiempo pasara rápido y llegaran las 8:00, que por fin alcanzamos. Meditamos un par de minutos, nos inclinamos ante el instructor y hasta mañana, que espero poderme levantar pues mi cuerpo se resiente por todo el ejercicio de golpe.

Y bien, han iniciado mis dos aventuras del 2010.

sábado, 23 de enero de 2010

Fábrica de Sonrisas. Esos tipos están locos, yo quiero contagiarme...

Hoy fué -al fin- el evento de inauguración de la Quinta Generación de Fabrica de Sonrisas. El año pasado tuve la intención de integrarme al trabajo de este grupo de voluntarios, no pude por estar trabajando los sábados. Hoy por poco me sucede lo mismo, pues estaba de guardia en mi trabajo, afortunadamente no sucedió nada.

Y si, su comportamiento es completamente fuera de lo común: Canciones por todos lados, disfraces divertidos, porras, olas, y también el compromiso de entrenarnos durante cinco meses para emular el trabajo de Patch Adams en los hospitales, asilos y orfanatos del país.

El evento estaba programado para las 8:30, como 'buenos' chapines, empezó a las 8:50 o así, o talvez empezó antes, pues los 'doctores' de las generaciones anteriores se mezclaron de incognitos entre todos los que llegamos por primera vez, y a las 8:50 empezaron a realizar su número, me parece que la canción oficial.

Luego un par de buenos discursos, una ronda de al menos 20 abrazos -creo que dí como 100- y un par de dinámicas con completos desconocidos como pareja. En general los asistentes se veían como jovenes estudiantes de colegio o universidad, algunas personas mayores -yo entre ellos- e incluso un par de ancianos.

En general se ve bárbaro, la cuota es bastante cómoda, y cubre uniforme -bata, mochila y accesorios- y un campamento al finalizar el entrenamiento, las clases incluyen malabarismo, magia, pintacaritas y origami.

No recuerdo quien dijo que quien ayuda finalmente es el ayudado, pero, en este caso, además de eso, creo que la diversión viene por añadidura.




video

domingo, 17 de enero de 2010

Esperanzas...

Uno de los principios del zen -o eso he entendido en mis lecturas- es el cese de las esperanzas. La mayor parte de personas que me han escuchado hablar sobre el concepto son negativas con respecto a esto. Si no hay esperanza, entonces, que nos queda?
No he logrado explicar bien el concepto, y creo que no lo lograría explicar bien acá. Creo que es algo más de aprehender el concepto que de aprenderlo.

Este inicio de año ha estado bastante lento. He estado tratando -al menos dos semanas- de conseguir un empleo para los sábado, pero sin mucha convicción. Fuí a un par de entrevistas y a visitar el Festival del Empleo. En mi empresa un área completa -dos personas- anunciaron su retiro y hubo una oferta para viajar varios meses a trabajar a uno de los países invidadidos por USA en Asia.

No escribí ningún objetivo o meta específico para este año. Pero, este jueves, me entero que uno de los proyectos de voluntariado en el que quería involucrarme desde el año pasado -no pude hacerlo pues trabajaba los sábados- inicia su trabajo el sábado 23.

El viernes en la noche, también recibí una invitación por parte del maestro de ajedrez de la oficina para ir a jugar el sábado a la Federación de Ajedrez. Fuimos tres personas de la oficina y un amigo del maestro. En general estuvo bien la tarde, estuve observando basketball un par de horas, luego jugando como dos o tres horas ajedrez. Quedé apaleado por el maestro, tablas con su amigo y le gané casi todas al tercero de la oficina. Pero, no me emociona el juego, de hecho en varias ocasiones, viendo jugadas ganadoras, prefiero dar cuartel. Creo que me falta la malicia necesaria para progresar en Ajedrez. Lo bueno de la tarde es que pasé viendo las instalaciones de la Federación de Judo -se ven bastante modestas- y recordé el sanzen ocurrido con el ábate de mi templo zen: Su consejo fué practicar un arte marcial para mejorar mi nivel de autoafirmación personal. Así que de eso se tratará: Arte Marcial y Voluntariado.

viernes, 15 de enero de 2010

Capas...

Para tu información, un ogro tiene mucho más de lo que te imaginas.
- Un ejemplo.
- ¿Ejemplo? Está bien...
Los ogros son como las cebollas.
- ¿Ellos apestan? o ¿Te hacen llorar?
- ¡No!
-¿Las dejas al sol y se quedan cafés?

¡No! ¡Capas! Las cebollas tienen capas.
¡Los ogros tienen capas! Las cebollas tienen capas.
¿Comprendes?
Ambos tenemos capas.

¡Ohh! tienen capas. Bueno, no a todos les gustan las cebollas.


El aterior es un diálogo -versión mexicana, me parece- de Shrek (I). Estaba pensando sobre este diálogo ayer mientras me bañaba -las ideas más creativas se me ocurren en el baño matutino-. Creo que al final, las capas no le conciernen solo a los ogros. No se si a todos les pasará -temo que no-, pero, yo también, puedo contarme enter los que tenemos capas.

Y todo empezó en la niñez, creo, bastante espartana. Me portaba mal -no hacía lo que debía o decía algo indebido- y era disciplinado en forma muy fuerte, brutal quizá podría decirse. Y no era alguien que no me quisiera, o quisiera dañarme, era la persona que más me ha querido -y aún me quiere- quizá: mi madre. Creo que ya he escrito en otros posts sobre los castigos, así que no insistiré en eso.

Y bien, eso fué una capa, aprendí a ser el niño bien portado, el obediente, el serio, el comprensivo quizá. En la adolescencia fué la iglesia, y creo que esta la adopté en una forma un poco más conciente. Digo, la primera fue por supervivencia básica, la segunda fué quizá como de pertenencia a un grupo. Luego vino la universidad, y obtuve la capa profesional, de pareja, de padre...

Ahora, a mis treinta y seis, me gustaría librarme de esas capas. Algunos -quizá muchos- días aún soy el niño que trata de esconder sus errores, para evitar que lo castiguen. A mis padres los llamo cada mes o algo así y nuestros diálogos son como:

-Que tal?
-bien, y ud, que tal?
-bien,
-...
-Ok. Gusto de saludarlos, los llamo otro día y conversamos, se cuidan.

Hace unos tres años tuve una conversación extensísima con una dama estadounidense -por skype y en inglés- en donde analicé cada una de las razones por las cuales mi matrimonio no estaba funcionando y no funcionaría nunca. Al final, al mostrarme sorprendido de haberlo elaborado tan bien, la señora esta me dijo: No tienes la presión de ser juzgado.

Como se libera uno de las capas? Como reconoce uno su personalidad esencial?

Otra parte de mi koan.

miércoles, 13 de enero de 2010

Complicidad Literaria...

Hace muchos muchos años leí una columna en la prensa, publicada por una escritora habitual de la misma, se llamaba Vocación desconocida, o algo así. En una forma amena relataba que una señora regresaba de su trabajo cuando un joven de no muy buen aspecto se sentó a la par -muy cerca- de ella. En cierto momento la señora se dió cuenta que le hacía falta su reloj y se imaginó que el joven este se lo había robado, la señora, superando el temor, y aprovechando que el bus iba bastante lleno, se armó de su lima de uñas, se la colocó disimuladamente en un costado, y, siempre viendo al frente, hablándole muy bajito le dijo que si no le daba el reloj, ese viaje sería su último. Total que el joven le dió el reloj y, al poco rato, se bajó del autobús. La señora suspiró aliviada, congratulándose de su valentía, al fin se atrevió a ver el reloj y, se dió cuenta que no era el suyo, al revisar en su bolsa, se dió cuenta que se lo había quitado, pues temía que se lo robaran. Interesante.

Tiempo después, leí un cuento de un escritor centroamericano, no recuerdo el nombre del cuento, pero hablaba sobre un señor que se preciaba de ser muy disciplinado, luego relataba que a pesar de hacer siestas mucho más largas de lo que las programaba, siempre encontraba una forma de justificarse y seguir en la creencia que era muy disciplinado. Una noche, regresando a su casa se cruzó con un ebrio, que iba zigzagueando en la acera, cuando se encontraron, el ebrio, por su estado, tropezó y terminó en los brazos de nuestro héroe. Luego de reconvenirlo acerca de los efectos de la bebida, lo enderezó y dejó que siguiera su camino. A las pocas calles, se dió cuenta nuestro amigo que no llevaba su billetera y se imaginó lo peor: El ebrio no era tal, sino que había sido un ardid para asaltarlo. Armándose de valor, regresó a la calle y encontró al ebrio, quien siguió actuando de la misma forma, al final, luego de recuperar su billetera, el protagonista del cuento se dirige a su casa, encontrándo, sobre la mesita de su sala, la billetera que había olvidado llevarse ese día.

Al único evento sobre redacción de cuentos que asistí, ya hace más de una década, a esto se le nombró como Complicidad Literaria. Dos escritores desarrollan la misma idea, en ambientes y/o épocas diferentes.

Con el advenimiento de la era de la información -internet y similares- me parece casi imposible que un escritor encuentre un tema que no haya sido ya desarrollado en otro libro, película, blog, vlog, o incluso twitter. La información que antes se guardaba en bibliotecas o similares está ahora al alcance de los dedos.

Baste un ejemplo:

Hace unos meses publicaba un post en este blog sobre una Historia de Amor. Tomé de base una parte -muy pequeña- de la novela La Guerra del Fin del Mundo, de Mario Vargas Llosa. Este a su vez, había escrito el relato novelado del libro Los Sertones -el original es portugués- de Euclides da Cunha. Ingeniero y escritor quien había relatado de forma más formal lo que sucedió en Canudos. Esta semana estoy leyendo El Vuelo de la Reina, de Tomas Eloy Martínez -Argentino, radicado en USA-. En este libro se relata que la vida de Euclides supera a la ficción: Al regresar de un viaje de 14 meses encuentra a la esposa encinta. Adopta al niño que nace. Luego vuelve a suceder, y reacciona de la misma forma. Cuando la esposa lo abandona por irse con su amante -militar-, Euclides trata de matarla, siendo asesinado por este militar, quien, al parecer era campeón en tiro. El hijo de Euclides -al crecer- trata de vengar al padre y también es muerto por el mismo tipo.

Estará vigente el concepto de Complicidad Literaria en el presente?

En otras noticias: Espero que los Haitianos logren levantarse...

sábado, 9 de enero de 2010

El Billete de Lotería...

En uno de los capítulos del Chavo del Ocho -a veces me pregunto como pudimos crecer viendo ese tipo de programas- kiko o la chilindrina intentan animar al Chavo del Ocho:

-Fíjate que había un señor muy pobre, que se ganaba la vida boleando -lustrando- zapatos, todos los días salía a la calle a trabajar con su cajita de bolear. Poco a poco ahorró y compró otra caja, y consiguió a una persona que trabajara la caja y compartieran las ganancias, y luego de mucho trabajo, logró comprar otra, y consiguió a otra persona, y así, con mucho esfuerzo, fue, poco a poco comprando más y más cajas, hasta que un día, que crées?

-Qué? - preguntaba el Chavo.

-Pues que compró un billete de lotería, le pegó al gordo y se hizo millonario!

De vez en cuando compro un billete de lotería. No uno completo, pues son muy caros, sino una fracción -décimo creo que le dicen en España-. Un 25% o así, tienen reintegro, el resto se va a la basura. Creo que estadísticamente entraría dentro de la distribución normal.

De todos modos, de ganarme un premio mayor con ese décimo, no me haría millonario. El valor del premio sería más o menos como medio de año de mi salario actual.

No carro, no casa -que ni quiero-, simplemente, creo que servirían para calmar los nervios durante un tiempo.

El año pasado, al acercarse el fin de año, en el trabajo organizamos varios eventos, por mi parte, fué el campeonato de Ajedrez, que luego de varias dificultades logramos terminar. Otra actividad era un campeonato de Boliche, pero, nadie se animó, en parte porque los horarios estuvieron bien cargados al final del año para algunas áreas.

La tercera actividad era adquirir números de lotería para el megasorteo que la lotería nacional realiza una vez al año, el premio es 12 veces mayor que el premio normal. Así que nos reunimos varios compañeros para comprar números enteros, al principio habíamos juntado a 12 colaboradores, con lo que compramos 2 números completos. De salir ganador máximo cualquiera de los números, el premio sería como de 500k para cada uno. Luego se unieron seis más, se compró otro número. De darse la fortuna, nos corresponderá como 300K a cada uno de los contribuyentes.

Que es lo que nos lleva a comprar números de lotería? En la película Good Will Hunting, el personaje de Robin Williams -psicólogo- anda siempre comprando números, su contraparte, un matemático, le explica que es más probable que le caiga un rayo de que se gane la lotería, a lo que Robin Williams le contesta algo así como: -Pero siempre existe la posibilidad, no?.

Y si, es esa micronésima posibilidad lo que nos lleva a la mayoría, creo yo. Hace unos meses investigando en la red -Darwin bendiga a San Google- encontré una serie de artículos acerca de la suerte que habían corrido varios ganadores de la lotería en Estados Unidos. Para empezar, los premios en ese país son estúpidamente grandes, cuando algun -o algunos- ganador se lleva el premio mayor, son varios miles de millones de dólares. Sin embargo, muchos de ellos terminan con grandes tragedias, a los que mejor les vá -de estos que les vá mal- terminan endeudados, declarándose en bancarrota o viviendo en la calle. Otros van por las drogas, conflictos familiares, intereses de todos sus conocidos, etc.

Y aquí es donde todos decimos, eso no me pasaría a mí. Yo ahorraría el dinero, yo compraría solo lo indispensable, yo seguiría trabajando, etc. Pero, con una cantidad ridículamente grande, me imagino que los sentidos se nublaran, llevando a estas personas a cometer las estupideces que luego no se creerán.

Esta noche es el sorteo. Dieciocho personas en mi trabajo vamos por el premio mayor -además de los millones más de números que se vendieron-. Si ganamos, el resultado en mi caso será solo ese:
-Me calmará los nervios un buen tiempo.

¿Habrá otra forma más barata -efectiva- de calmarlos?

viernes, 8 de enero de 2010

Estabilidad...

Estabilidad. ¿Puede algo terminar bien cuando empezó mal? Recuerdo haber leído en un libro hace poco -quizá el año pasado- que, dado que mucho de nuestro caracter se va formando al inicio de nuestra niñez, esta etapa de nuestra vida nos define en una gran parte. Teorías a favor, teorías en contra... muchos se rasgarán los vestidos gritando que si, que el ser humano tiene una potencialidad infinita y que puede lograr lo que quiera, siempre que se lo proponga.

Tres trabajos atrás me puse a hacer el listado de los trabajos que he tenido -el consejo estaba en De qué color es su paracaídas?- y resultó que en total eran 15.

Algunos fueron de tres semanas, un 25% aprox. del total fué en Portland, en donde tuve múltiples empleos de tiempo parcial. En fin, el anterior al actual fué de un día.

Es siempre el trabajo un reflejo de la vida? Si eres básicamente feliz, llevas eso a tus labores?

Hace poco, con el ambiente del año nuevo, estaba leyendo algunos articulos en internet sobre establecimiento de metas, me llamó mucho la atención que recomendaran que al plantearse nuevas metas, lo más importante era la pasión que sentíamos hacia lo que queríamos lograr.

Así que la pregunta era, que te apasiona? que te hace feliz? que te mantendrá motivado para continuar trabajando hacia el logro de una meta?.

Y, autoexaminándome, no encontré mucho. Ronda en mi cabeza la idea de que, una vez mis peques hayan logrado independizarse -no se, universidad- puedo ingresar en un templo zen. A quien se lo cuento le da risa, pero, es una idea. Hace poco estaba también pensando que, una buena alternativa sería dedicarme, una vez alcanzado ese punto a lo que quería dedicarme cuando era joven: Ser marino mercante.

La pregunta ahora es. Debo pasar estos once años únicamente esperando ese momento? Qué debo hacer para que al despertarme todos los días -o al menos una buena parte de ellos- salte de mi lecho, diciendo: Si, este es un buen día! Haré que cuente! ?

miércoles, 6 de enero de 2010

Soledad -otra vez-...

Al parecer los temas en mi vida -y en este blog- son bastante recurrentes, mi vida gira alrededor de:
-El trabajo.
-Los peques.
-La Soledad.
-Internet/Lectura/Peliculas/Ajedrez -huele bastante a soledad-.

Veamos, el 30 de diciembre sali de mi trabajo a las 14:00 o algo así, el 31 lo pase en mi habitacion, pues por la madrugada estuve dandole seguimiento a un cliente de Africa desde la portatil del trabajo -me toco estar de guardia 31 y 1-. Ese dia me dormi como a las 10:00, los cohetes -y celebraciones de año nuevo- los escuché en mis sueños, justo como el año pasado. El primero la pase en mi habitacion viendo peliculas y jugando scrabble on line. El 1 por la noche pasaron a traer la portatil pues al compañero P le tocaba 2 y 3. El dos la pase en mi habitacion viendo peliculas, navegando internet y leyendo. El tres de enero -domingo- fui a traer a mis peques, fuimos a jugar a la universidad y a Mc Donalds. Ese dia en la noche trabaje de 20:00 a 00:00.

Lunes me levante a las 7:00 pues queria buscar en la seccion amarilla de la prensa un empleo para los sabados como profesor en algun colegio. Sali a comprar la prensa y regrese a mi habitacion, de los tres clasificados que encontre ninguno me llamo la atencio y volvi a dormirme hasta alrededor del mediodia. Trabaje de 16:00 a 00:00. Ayer -martes- me levante tarde, habia escuchado que la biblioteca la abrian a partir del Lunes 04, pero cuando fui a ver, estaba cerrada. Regrese a mi habitacion y me pase casi todo el dia leyendo La Elegancia del Erizo. Anoche le decia a mi amiga -virtual- argentina que creo que voy a terminar como la portera protagonista del libro.

Hoy me levante como a las 11:00: Habia puesto el despertador para las 9:30, pero volvi a confundirme y le puse pm y no am.

En fin, una semana completa de soledad -con excepcion del domingo-.

Al parecer, la soledad es como la desocupacion. Disfrutas no hacer nada cuando tu agenda está llena, tienes un monton de actividades, no asi cuando no tienes nada que hacer, de hecho. Me imagino que cuando estoy en un periodo sociable: trabajo, familia, amigos, volver a un espacio personal rodeado de libros, peliculas e internet es como un oasis. No asi cuando no hay otra opcion.

Mañana jueves es el otro dia de la semana en que la Prensa contiene bastantes ofertas de empleo, espero levantarme temprano, acicalarme y salir a buscar de una buena vez ese trabajo de los sábados. El viernes creo que tengo que ir un par de horas a la oficina por la mañana: Reunión de departamento. Me imagino que se definirá si sigo en este horario otra semana o vuelvo a la rutina de la oficina. Esta semana estoy asi porque el compañero B anda de vacaciones, si sigo de noche la proxima semana, estaria trabajando de 17:00 a 01:00 del dia siguiente.

Llegue al punto vital de La Elegancia del Erizo, la niña genio -la otra protagonista- le pregunta a la portera :
-¿Cree usted que la vida tiene sentido?