viernes, 30 de abril de 2010

Al menos una más...

Eso es lo que me he propuesto, este año escribir al menos una entrada más que el año pasado para cada mes. Mañana es asueto nacional en este país, me imagino que en muchas partes del mundo es igual, en el caso de los burócratas acá creo que toman Viernes o Lunes, por algo de legislación laboral que les corre los asuetos cuando coinciden con fin de semana. Creo que por eso los bancos estaban atestados. Hoy había quedado para almorzar con Mv, por lo que había planeado levantarme a la hora normal, ir al banco -la ceremonia de los tres bancos-, luego a almorzar y finalmente venirme al trabajo. Como las noches han estado bastante intensas me levanté tardísimo, creo que cerca de las 10:15, por lo que no pude pasar al banco antes del almuerzo, con el resultado que -otra vez- ando con bastante efectivo. Mañana me tocará ir al tercer banco antes de una reunión de mi grupo de voluntarios.

A todos los laborantes del mundo -y a las que laboran mucho más en sus hogares-:

Feliz día del trabajo.


jueves, 29 de abril de 2010

IQ, cadenas...

El coeficiente intelectual es un rollo. Ya Goleman planteó en su libro Inteligencia Emocional que no es el factor que más influye a la hora de triunfar en la vida pero, al igual que con la aptitud, me imagino que tampoco estorba demasiado.

En varias pruebas que me ha tocado realizar -especialmente buscando trabajo- he comprobado que mi coeficiente es bastante alto, no en el top superior pero si bastante cerca. Lo que no evita, por supuesto, errores como los que cometí entre ayer y hoy:

-Recibí un documento con los detalles de unos archivos que debía enviar a uno de nuestro clientes. Como había estado trabajando en este proceso, envié únicamente un par de archivos y omití por completo el envío de otros dos, que estaban especificados en este documento, el resultado: Nuestro cliente se quejó hoy que su programa no fucionaba. Revisé lo enviado y me reuní -en forma rápida- con el programador y auditor responsables de los mismos. Terminando de plantear la situación estaba cuando el auditor me dijo: -No enviaste todo lo que estaba en el listado....

-Ayer actualicé una información en uno de los sitios sociales de mi país, agregando un comentario a una noticia que -creí- era del día. Dos o tres horas después que escribí mi comentario encontré otro comentario de un usuario más antiguo, haciendo ver que la noticia en la que había actualizado la información se refería al mismo hecho y en el mismo lugar pero de hacía dos años...

-Hoy -que me tocó ir temprano a mi oficina- le hice una broma a un compañero de otra área acerca de su status en msn. Cuando llegó a comprobar el texto, pues no se acordaba, sucedía que el nombre y la universidad correspondían a mi compañero, no así la dirección del contacto en msn...

Hay que ver. En estas ocasiones repito el mantra de un amigo del bachillerato: Cincuenta errores cualquiera los comete.

No soy fanático de andar reenviando cadenas, esas de que si lo envías a N personas no te cancelaran tu cuenta de msn o Bill Gates te mandará un teléfono. Usualmente al ver correos de ese tipo simplemente los borro. La semana pasada mi jefe nos envió a los cuatro compañeros del área una de estas cadenas, esta es una nueva modalidad. Este correo llevaba adjunto un libro de Excel, protegido por una clave, para acceder al archivo se tenía que encontrar la respuesta al siguiente planteamiento:

Piensa, si...

2+3=10
7+2=63
6+5=66
8+4=96

Entonces:

9+7=???

En ese momento estabamos únicamente en la oficina con el compañero B. De reojo vi que se quedaba viendo el correo, hacia algunos cálculos y trataba de abrir el archivo, con resultado negativo. Yo desde que vi el correo había empezado a reirme, ridiculizándo el comportamiento de las personas que se dedican a reenviar este tipo de correos, por aquello de la Ingeniería Social que utilizan los hacker y similares para obtener la mayor cantidad de direcciones de correo electrónico. No obstante, ví un poco más detenidamente el problema y deduje la relación entre las cantidades, las operaciones y el resultado. Introduje la clave y se abrió el libro de Excel con un texto: "You are a Genius". Wow, gracias. Se suponía que solo personas con más de 120 de IQ podían resolver el problema. El texto pedía agregarte al final de la lista y enviárselo a todos tus amigos para que comprobaran su nivel de inteligencia, creo que el solo hecho de enviarlo prueba tu nivel de inteligencia. Me fuí al final de la lista de personas y efectivamente mi jefe era el último en haberse agregado a la lista.

Como una curiosidad imprimí el problema y pegué la hoja en una pared de mi habitación, cuando mis peques vinieron este domingo les propuse que lo resolvieran. Es interesante el grado de inteligencia -o la falta de paradigmas- de los niños.

miércoles, 28 de abril de 2010

El trabajo... y otras hierbas...

He estado soñando -otra vez, quizá recordándome más de mis sueños- ultimamente. Una noche soñe que estaba esperando a alguien, luego llegaba mi ex a dejarme el primero carro que tuvimos -el cual termino completamente destrozado en un accidente-, yo estaba muy molesto, tomaba el automovil y me alejaba. Luego reflexionaba que ya era de noche y ella no podia regresar a ver a nuestros peques, por una parte me sentia complacido, pues yo podia ir a verlos y llevarmelos, por otra parte, me sentia mal por ella. Retornaba al lugar en el cual la habia dejado y le ofrecia retornarla a su casa, ella se emperraba en no subir al auto. Algo asi fué nuestra relación.

Otra noche soñé que -no recuerdo la razón- había perdido una pierna y estaba utilizando una pierna postiza. En mi sueño también aparecía mi ex. De este sueño no recuerdo muchos detalles, salvo que mi plan era demandar -a quién no sé- una compensación por mi pérdida, en el sueño trataba de racionalizar mi situación, tratando de demostrar que a pesar de mi situación mi vida continuaba.

Hace tres o cuatro dias recibi una solicitud de amistad por Facebook, como tengo como 740 amigos en mi lista, me imagine que era un amigo de un amigo de alguno de los grupos a los que pertenezco, por lo que acepté la solicitud. En la noche de ese día estaba terminando mi turno laboral cuando esta persona me contacto, comentándome algo de Fábrica de Sonrisas, como realmente no tenía ni idea de quien era, le pregunté algo sobre si trabajaba en un colegio o algo así. Al final resultó que es uno de mis ex alumnos -fuí profesor de programación hace como 15 años- quien ahora es un arquitecto que estuvo conversando con otros ex compañeros de promoción y estamos viendo si planeamos una reunión o algo así. Las cosas de la vida. Me gustó ser profesor, pero la verdad mis recuerdos de esos días no son buenos. Estaba terminando mi carrera en la universidad y ser profesor fué la menos mala de mis opciones para trabajar y finalizar mis estudios formales. Realmente no estaba preparado y cometí muchos errores con mis alumnos. Algunos involuntarios y otros francamente voluntarios. Quizá es una oportunidad de disculparme por lo sucedido.

El trabajo, tengo días y días. Como le comentaba a Mv, no tengo grandes esperanzas. Por todos los cambios y por la misma forma de trabajo. Ayer contacté -por Yahoo messenger- a un amigo con el que estuve impartiendo unos cursos de ISO 9000 hace como cuatro años, usualmente el tema es -Qué estás haciendo ahora?. Cuando le comenté que estaba como Ingeniero de Soporte de un Software, su comentario fué: -Bueno, estas trabajando en lo que siempre te ha gustado. El comentario de mi ex alumno fue: ajá, siempre fuiste muy bueno en computadoras. Y el tema es ese, precisamente, siempre he querido trabajar con computadoras, el trabajo que llevo me satisface, sino económicamente, en cuestión de vocación. Y aún así, la mayor parte del tiempo siento que no estoy en donde debería estar.

Este es otro video de Tercer Cielo. Creo que todos tenemos algo/alguien que siempre vamos a extrañar.


video

Último día.

No, no es el último día de este espacio. Es un video de un grupo -cristiano me parece- que se llama Tercer Cielo o algo así. El video lo encontre en un sitio que mi correo de Yahoo lo marco como Spam. Crei que el sitio era de una de las empresas de capacitación a las que he ido a recibir cursos. Resultó que era de una empresa de capacitación de la que nunca había oído, pero, el video me parece bueno. Pasé la mayor parte de mi niñez y adolescencia en el medio cristiano, de hecho en mi epoca de la universidad participe en un coro de mi iglesia. Por supuesto, todo eso lo considero un capitulo cerrado de mi vida, incluso no me llama -y trato de evitar, quizá- la atención la música Gospel, pero, este video me pareció imperdible.

Con respecto al resto...

En FdS nos dieron al fin nuestra filipina, que es la prenda de vestir que tenemos que utilizar cuando realicemos visitas como acompañantes, la verdad fue una decepcion para la mayoria, pues el diseno y material de lo entregado no se parece ni de lejos a lo utilizado por las generaciones anteriores. Es algo que estamos tratando de resolver.

Con Mv almorzamos, fuimos al cine -en grupo- y luego nos echamos como cuatro horas de conversacion -eso si no en grupo- el último sabado. Hemos estado enviandonos mensajes de texto y conversando sobre el msn varias veces durantes estos últimos días. En mi FB coloque un dia de estos un mensaje que encontre en el status de msn de una amiga "El amor llega cuando menos te lo esperas" o algo así. Luego alguien del grupo preguntó a quien se refería el mensaje y expliqué que realmente era el título del capítulo de Dr. House que estaba viendo en ese momento.

Sin embargo, Pb, con quien no hemos vuelto a reunirnos me comentó ayer por msn que había entendido muy bien el mensaje y que ya sabía a quien se refería. O sea, discreción creo que es de lo que más adolezco.

Ayer tuve por fin la conferencia con mi -nuevo- maestro zen. Me parece que estaremos conversando cada semana. Al menos a partir de ayer estoy meditando dos veces al día y en espera de más instrucciones.

Lo del trabajo lo dejo para después.


video

jueves, 22 de abril de 2010

Zazen...

Zazen es, para la modalidad soto, la base del zen. Un escritor dice "el zen es zazen y el zazen es zen".
Como dice Deshimaru el zazen es muy simple pero muy efectivo para ampliar la conciencia.

Hace más de dos años -creo que lo he relatado en otra parte del blog- me encontraba viviendo por tercera vez en una ciudad de Estados Unidos, tuve un accidente del que creí que no saldría vivo -aunque realmente no salí herido- y leí el libro Eat, Pray, Love -me parece que Julia Roberts actuará en la versión de la película que saldrá este año-. No recuerdo si la secuencia de hechos fué esa: accidente-libro, lo cierto es que empecé a buscar lugares donde pudiera meditar. Ya lo había intentado en un par de ocasiones -la búsqueda- y había ido a dos lugares que no me habían convencido: una academia de yoga y un templo budista. En esta ocasión sin embargo me encontré con el sitio del templo al que finalmente estuve asociado por más de medio año. Llegar al templo fué un punto de inflexión en mi vida. Llegué a la sala de espera sin ninguna idea preconcebida -a pesar que me leí casi todo el sitio- y me recibió una persona vestida con una túnica negra quien amablemente me dió un recorrido por el templo, me explicó los rituales -cometí como quinientos errores en los primeros servicios- y resolvió mis dudas.

Luego de eso estuve asistiendo regularmente al templo y leyendo todo lo que pude de zen, además de participar en un par de retiros y un par de entrevistas privadas con el abad y su esposa.

Luego me tocó retornar a mi país, tratar de rehacer mi vida acá, reconectarme con mis peques, vivir y trabajar. Mantuve mi práctica personal como seis meses y luego la abandoné por completo. Hasta hace dos días. Hace tres días por la noche me encontré con el abad de un templo de Nuevo México, quien además de atender un par de templos y varios grupos de meditación escribe un blog y atiende a estudiantes por internet -skype, facebook y msn-. Le solicité un sanzen y lo programó para el próximo martes. Desde el día siguiente por la mañana retorné a mi práctica de meditar sentado -zazen-.

lunes, 19 de abril de 2010

Slow times... Vuelven los libros de ese tipo...

Anoche tuve un sueño extraño, creo que es el subconciente tratando de decirme algo. Ayer que fuí con mis peques a la universidad -usualmente una parte de nuestro domingo lo pasamos en la biblioteca- pasamos por el colegio en el que está dando clases mi ex. Cuando pasamos en frente el más pequeño dijo algo como 'aquí estaba trabajando mamá' y las grandes lo corrigieron con algo como 'estaba trabajando más tiempo pero ahora tiene una jornada reducida' o algo así..

No le dí mucha importancia a la conversación, asumiendo que simplemente ya no estaba trabajando más de las horas establecidas por la institución.

Esta semana dejé de asistir a mi curso de 'Administración de Redes', el instructor nos informó la semana pasada que a partir de esta semana era obligatorio asistir con uniforme, o al menos con una playera blanca tipo polo. En el -casi- mes que estuve asistiendo del curso pasaba a almorzar y luego me venía a mi trabajo. Podría, quizá haciendo un esfuerzo, modificar mi rutina para ir al curso, regresar a mi casa, cambiarme y venirme al trabajo pero, la verdad no ví que el contenido del curso se mereciera el esfuerzo. Total, vuelvo a tener mis mañanas vacías, por lo que hoy en vez de levantarme a las 6:30 AM me levanté a las 8:30 -realmente casi a las 9:30, pues me quedé dormitando-. En fin, en el sueño estaba conversando con mi ex, quien estaba llorando y admitiendo que ya no estaba trabajando, eso hizo que me despertara más rápido, o hubiera llegado al medio día en mi lecho. El año pasado mi ex estuvo trabajando unos meses en otro colegio, renunció al no estar de acuerdo con ciertas políticas de seguridad del mismo. Y por supuesto, cuando falta dinero por un lado, la presión aumenta por el otro, creo que aún discutimos un par de veces sobre el asunto monetario el año pasado. Veremos que viene esta vez. O talvez el sueño es solo una preocupación de mi parte y todo siga más o menos normal con su trabajo. No se.

A pesar de que he dicho varias veces que no vuelvo a leer libros estilo Goleman -Inteligencia Emocional-, Carnegie, Coelho o similares me quedé nuevamente sin material de lectura y, sumado a que aún no he conseguido terapeuta, estoy leyendo 'El Camino Mas Fácil' de una escritora argentina y que habla sobre algo llamado hoponopono o algo así. El libro es corto, basado en un montón de lugares comunes sobre no dejarse vencer y avanzar o algo así. Llegado al zen me había hecho la firme convicción de no seguir buscando este tipo de material, pero bueno, ahora tampoco estoy practicando zen. Realmente debo ir a terapia, quizá deba aprovechar estos tiempos en que vuelvo a no tener ocupadas mis mañanas.

viernes, 16 de abril de 2010

Destiempo...

Hace tres días al salir de mi trabajo estaba lloviznando. Me mojé un poco pues la lluvia aparentemente estaba solo en un área de la ciudad.

Acabo de almorzar, estoy revisando correos y redes. Esta lloviendo. En 30 minutos debo salir hacia mi trabajo.

Destiempo, definitivamente.

miércoles, 14 de abril de 2010

Punto de Inflexión

Un punto de inflexión es generalmente un momento en donde tomamos una decisión que afecta nuestra vida. No hay punto de retorno diría alguien. No es exactamente lo que está sucediendo estos días en mi vida, pero huele bastante a eso.

A ver, estoy asistiendo a un curso de Administración de Redes que definitivamente no ha llenado mis expectativas, especialmente viniendo de una institución que es líder en Latinoamérica en capacitación técnica. La vida no es perfecta. Por otra parte, es casi un hecho que no voy a terminarlo, pues, en el casi año que llevo acá en el trabajo he visto como los horarios de trabajo cambian constantemente.

Tengo casi un mes de estar trabajando de 3 a 8 pm en mi oficina, luego de 9 a medianoche en mi habitación. Duermo 5 o 6 horas y luego me voy a este curso, que es de 8 al mediodía. Después del mediodía paso a una biblioteca o a un comedor hasta las 2 y algo, hora en que me vengo a la oficina. Esto de Lunes a Jueves. El viernes vengo a la oficina de 9 a 11 o algo así a reunión de depto, luego trabajo de 4 a 8 pm.

He estado durmiendo entonces muy poco, y el curso este ha estado bastante nebuloso, básicamente hemos estado viendo herramientas utilitarias -muy buenas por cierto- que no tienen nada que ver con administración de redes. Ayer pasamos casi las cuatro horas realizando ejercicios de subredes, que no me pareció que fueran tan importantes para que nos pasaramos cuatro horas en eso. Al final del período cuestioné a nuestro instructor sobre los objetivos del curso, el contenido y el programa, pues aparentemente no hay un programa de clases. Traté de no ser muy negativo en mis comentarios, sino plantearlos como una forma de mejorar y aprovechar la clase. Se embarcó en un discurso de casi veinte minutos sobre la necesidad de saber un poco de todo, blah, blah, blah. Al final hizo un comentario como que los que no empiecen a llevar uniforme no podrán ingresar a clase la próxima semana, o algo así.

Pasé a la biblioteca de costumbre luego de la clase y estuve leyendo un par de horas, tiempo que resisten ahora mis ojos antes de empezar a tener una visión borrosa, luego me vine al trabajo en donde estuve hasta las 8. Tuvimos tres partidas de ajedrez con el compañero B antes de que se retirara, ganándole la primera y perdiendo las siguientes dos. El día anterior le había ganado una y empatado la segunda. Trabajé en mi casa de 9:30 a medianoche.

Hoy me levanté a la hora acostumbrada: 6:30 AM, planché mi camisa, me dirigí a la ducha y, antes de girar la llave para bañarme me pregunté ¿para qué?. No toqué la llave, retorné a mi lecho y me volví a acostar. Dormité de 7 a medio día. Me hizo tanto bien y estoy seguro de no haberme perdido gran cosa de mi curso. Planeo ir mañana y preguntarle directamente al instructor si lo del uniforme va, pues ando en autobús y no puedo cargar una camisa planchada para llegar con una polo blanca -que ya la tengo- a clases. De ser así, hasta acá llegó lo del curso.

En todo caso siempre hay más opciones. Lo que me lleva al punto de inflexión: Estoy a muy poco de llegar a las cuatro décadas, me gustaría antes de llegar a ese punto dejar de preguntarme si estoy trabajando en lo que realmente es mi mejor opción o si hay algo más allí afuera.

martes, 13 de abril de 2010

Las Horas Negras...

En Desayuno en Tiffanys de Truman Capote, la heroina le dice al narrador que en sus horas negras le gusta ir a Tiffanys, pues siente que nada malo puede sucederle en ese ambiente de tanto glamour.

El viernes pasado me reuní a almorzar con Mv, cuando le pregunté que hacía ella en sus horas negras me respondió que por su forma de ser (?) ella no padece de depresión. Me imagino que cada uno definimos las horas negras de diferente manera.

El martes compré mi nuevo celular, no había cambiado de modelo por más de cuatro años, y si no es por el robo hubiera continuado con el mismo aparatito, aunque ya no tuviera numeros en la carátula y se negara a avisarme de llamadas entrantes pues los tonos dejaron de funcionar hace como un año. Compré el segundo modelo más barato pues el más barato estaba agotado.

Miercoles y Jueves fueron de clases y trabajo.

Viernes me tocó llevar la refacción al trabajo para la reunión semanal. Llevé una sandía, un melón y desayunos de un retaurante de comida rápida para todos.

Ese día estuve casi toda la mañana en la oficina, luego invité a almorzar a Mv y regresé a la oficina a trabajar de 4 a 8 pm.

El sábado fué el reinicio de Fábrica de Sonrisas, luego del feriado de Semana Santa. Recibimos la visita de la junta directiva de FdS, quienes por pareja fueron visitando cada una de las constelaciones en el transcurso de la mañana.

Luego fuimos a un restaurante de comida rápida a ver el partido Barcelona-Real Madrid. Lo que me queda claro de esto último es que el futbol no es una de mis pasiones: Estaba durmiendome al finalizar el partido, a pesar del ambiente de euforia general.

lunes, 5 de abril de 2010

Asalto, ahora si...

Hace unos meses venía en un bus a mi casa y dos personas asaltaron a algunos pasajeros. De hecho asaltaron hasta el asiento frente al que yo venía, luego se bajaron del bus, utilizaron escuadras.

Hoy saliendo de mi trabajo, doblando la esquina un automovil pequeño -me parece que de esos suzukis pequeños- retrocedió casi media cuadra hasta ponerse justo frente a mi, luego arrancó dejando marcas de las llantas en la calle, me pareció extraño, pero no le dí mucha importancia. Venía tranquilo caminando hacia mi casa, como lo he hecho en los últimos tres o cuatro meses.

Continué caminando sin reparar mucho en lo sucedido, ocho o nueve calles más adelante -confieso que no iba prestando atención- vi a pocos pasos frente a mí al mismo carro y en esta ocasión se bajó un tipo y directamente fué a pedirme el celular y el dinero que cargaba. Como cosa rara hoy si cargaba dinero, usualmente cargo una o dos monedas, para el pasaje o para comprar pan. Hoy cargaba como el equivalente a 7 dolares, de lo que me había sobrado del domingo con mis peques. Le entregué mi celular y me pidió también lo que venía escuchando. Había comprado un mp3 player Lyra hace como cuatro años en PDX, en esa ocasión me costó como 30 dólares o algo así. La verdad ya estaba bastante dañado. Mi celular igual, tenía como cuatro años de uso y justo ayer recibí un mensaje de que mi saldo estaba por acabarse.

Lo bueno es que, al fin, cambiaré celular. Espero ir mañana a una tienda de celulares y tratar de continuar utilizando el mismo número. El dinero, mmm, lo que pensé justo después es que debia comprar jabon de baño y tenía entonces que pasar a mi habitación antes de ir a una tienda. Mi Lyra, mmm, tampoco me causó mucho sufrimiento su pérdida.

Tampoco es chiste que te quiten tus pertenencias, pero, me puse a pensar que la otra noche me vine con ochocientos dólares, pues no había podido cambiar lo que debía depositar, u otros días he andado con la portátil del trabajo o una de mis laptops en la mochila.

Me imagino que un par de días andaré prestando más atención a las personas o automoviles sospechosos, pero, al final no creo que valga la pena perder la paz por este tipo de situaciones.

domingo, 4 de abril de 2010

Semana Santa - día cuatro...

Y bueno, sábado de gloria, me parece. Me levanté tardísimo, otra vez lo de que si no tengo un compromiso rígido me quedo dándole al reloj diez minutos más hasta que me levanto hora y media más tarde de lo que tenía planeado.

Me fuí un rato al trabajo, pues esperaba adelantar algo de una prueba que estoy realizando desde el martes pasado, pero, la verdad no avancé mucho. Me estuve un par de horas en la oficina, leyendo mails, actualizando mis redes y leyendo un poco La Rebelión de Atlas. También encontré conectada en Facebook a una monja del templo zen al que asistí en Pdx, estuvimos conversando un poco. Me recomendó un grupo zen de Michoacan, creo que este queda relativamente más cerca que el templo de San José, Costa Rica. Les envié un mail solicitando información sobre retiros planeados para este año. Espero recibir información que me permita retomar mi práctica.

Como a las 12:30 salí para el restaurante en el que habíamos quedado de reunirnos varias personas de Fábrica de Sonrisas. Al lugar llegamos únicamente como ocho personas, pero igual, el ambiente siempre se pone bueno. Estuvimos un par de horas allí -o tal vez más- entre comida, risas y fotos.

Retorné a mi casa como a las 5 y algo, a ver el final de El Libro de Eli y Up in the Air. Me llama la atención que Up in the Air no termina bien o, al menos, no termina con que el protagonista encuentra la respuesta a sus anhelos o cambia para siempre. Básicamente, termina como empezó, solo y trabajando en algo que le gustaba pero a lo que había ya decidido ponerle fin.

Me dormí como a media noche.

sábado, 3 de abril de 2010

Semana Santa - día tres...

Finalmente tengo un día completo -y programado- con mis chicos que no es Domingo. El Jueves me acosté alrededor de la medianoche, viendo películas y conversando sobre msn y facebook. El viernes me levanté como a las 8:30 -me cuesta levantarme cuando no tengo un horario rígido-, limpié mi habitación y fuí por mis peques a las 9:30. No tenía un plan para el día, ni almuerzo ni nada. Les propuse ir al cine, que les había prometido desde hacía mucho y fuimos a un comercial un poco cercano a nuestra colonia: estaba cerrado. Consideramos si regresar a mi habitación y planear un nuevo movimiento o ir a otro comercial más popular, en donde talvez los cines si estuvieran abiertos. Fuimos a Tikal Futura y si, estaba abierto. Entramos a ver Alicia en el Paìs de las Maravillas, la versión actual. Personalmente no me gustó mucho, esperaba más la historia clásica. Mis peques quedaron conformes. Compramos comida china y fuimos a almorzar a casa. Luego estuvimos jugando scrabble y scrabble online. Por último modelamos un rato con plasticina. A las 7:00 los fuí a dejar a su casa.

Anoche ví Edge of Darkness, la nueva de Mel Gibson y el último capítulo de Dr. House, también coseguí The Book of Eli -el libro parece ser la Biblia- y vi una parte de la misma. Hoy planeo ver Up in the Air, la nueva de George Clooney.

viernes, 2 de abril de 2010

Semana Santa - día dos...

El Jueves fué mi primer dia libre de la semana santa 2010. Como me había dormido tardísimo el Miercoles por estar subiendo las fotos de la reunión a Facebook, me levanté casi a las 11:00. Alrededor de las ocho o algo así había entrado en la portátil del trabajo un mensaje de uno de nuestros clientes de Europa del Este, avisándonos sobre un proceso a realizar la otra semana, medio dormido aún conteste al mensaje -por aquello que se debe atender a los clientes en el lapso de una hora- y continué durmiendo hasta las 11:00.

Un poco después de despertarme recibí un mensaje de mi prima favorita, invitándome a almorzar ese día con toda su familia: Mis tíos y mis otros dos primos y sus respectivas familias. Terminé de bajar Eagle Eyes y me fuí caminando al almuerzo. Estuve un par de horas con ellos, entre comida, películas y conversación familiar. Me invitaron para ir este día a un centro recreativo pero como había obtenido para el viernes a mi chicos decliné la invitación.

Alrededor de las 4 me vine de vuelta a mi habitación y empecé a ver Eagle Eyes, también empecé a bajar Percy Jackson. A las 18:00 llamé a Pbl, pues había quedado que hoy iríamos a compartir un par de cervezas. Con Pbl trabajamos hace como 8 años y no nos habíamos vuelto a ver desde esa época, aunque de vez en cuando nos escribíamos por mail y últimamente habíamos conversado por Facebook.

A las 19:00 Pbl pasó cerca de mi casa y fuimos a un restaurante un poco fuera de mis posibilidades. Nos tomamos varios tarros de cerveza -alrededor de 5, uno menos yo- y nos pusimos al día de lo ocurrido en los últimos tiempos en la vida de cada uno. Una gran parte de nuestra conversación recayó sobre la familia. Pbl tiene como 7 años de estar casado, conoció a su esposa en el mismo lugar en donde trabajamos juntos -ella ya tenía un niño de dos o tres años- y procrearon una hija. Yo llevo ahora casi tres años de vivir en soledad. Algo que me llamó mucho la atención es lo común que es la infidelidad en las parejas casadas, o al menos en los que conozco. Durante los casi diez años que conviví con Ma nunca le fuí infiel, pero la verdad, no sé si porque no quise o porque nunca tuve una oportunidad real. O porque nunca busqué una oportunidad real. En la fábrica en la que trabajábamos con Pbl el 95 por ciento era personal femenino, la mayoría de un nivel educativo bastante bajo, entonces, por ser ingenieros estábamos en una especie de paraíso. Muchos lo aprovecharon, entendí que Pbl incluso. Yo tuve algunas amigas y de pronto hubo alguna tensión con alguna, pero nunca dí un paso para seducir/conquistar a ninguna de ellas.

Casi a medianoche me pasó dejando a mi casa. Aún vi Percy Jackson y estuve conversando sobre el messenger con varios compañeros de FdS, tratando de organizar una reunión para el Sábado.

jueves, 1 de abril de 2010

Semana Santa - día uno...

Se suponía que no trabajaba desde el miercoles, únicamente estaría de HotLine. Al compañero B le tocaba la portátil del trabajo de 9 am a 17 horas y a mí de 17 a 24, pero, como iba a estar a esa hora con mi grupo de Fábrica de Sonrisas en nuestra reunión masiva de Semana Santa, quedé que yo iba a tener la portátil todo el día y que si en el día había alguna emergencia, lo llamaría para que él la atendiera. Había quedado de llegar a la oficina a las 8:30 AM. pues no había podido darle seguimiento a nuestro cliente en Haití el día Martes. Habíamos quedado de trabajar a partir de las 9:00 AM. Casi todo el personal trabajó el día Miercoles, incluso nuestro Líder Máximo llego unas horas por la mañana, de mi área solo yo, aunque el compañero A trabajó remotamente de 5 a 10 o algo así. Con mi contacto no pudimos empezar a trabajar sino casi hasta el mediodía, pues estaba terminando unos informes regionales. Luego trabajamos casi tres horas, afortunadamente con los resultados esperados, o casi. Como a las 15:30 salí de mi oficina y me fuí a Miraflores, que es el comercial en donde habíamos quedado de juntarnos a partir del mediodía, cuando llegué habían como 12 o 14 personas de las diferentes familias que forman nuestra constelación en Fábrica de Sonrisas. Como no había desayunado, compré una Lasagna. Estuvimos un rato en el food court y luego entramos a ver una película: La isla siniestra -Shutter Island-, costó un triunfo que nos decidieramos por la película, algunos querían entrar a ver Como entrenar a tu dragón, otros Alicia en el país de las maravillas, aún otros El Libro de Eli. La película nos decepcionó a la mayoría, no tanto porque fuera mala, sino porque no era adecuada al tipo de reunión que habíamos planeado. No dejo de tener sus momentos inolvidables tampoco, como un compañero preguntando a cada rato si ya iban a salir los dragones, o un par de compañeros tirándose al piso cuando repentinamente sonaron unos disparos. Salimos como a las 8:00 del cine y cada quien a su casita. Yo tomé un autobús con Mv y su amigo y luego el Transmetro, vine a mi casita y no encontré nada de comer. Empecé a subir las fotos del evento a Facebook y luego salí a comprar unas galletas y un jugo para cenar. Estuve una gran parte de la noche en Facebook, conversando con los que fuimos a la reunión y con Pbl, un antiguo compañero de la Fábrica de Candelas Aromáticas. Me dormí alrededor de medianoche.