martes, 3 de agosto de 2010

Ajedrez, lectura y novia...

Ayer había iniciado este post, titulandolo resiliencia, ese término, que según Wikipedia define a la capacidad de una persona de sobreponerse a los fracasos o algo así.

Lo que sucedió fué que ayer perdí la primer partida luego de cuatro victorias apabullantes en el torneo de ajedrez que estamos realizando en la oficina -creé un monstruo el año pasado al haber traído mi tablero al trabajo-, me sucede bastante, me cuesta reponerme de las derrotas, creo que he leído por allí que tiene que ver con algo de autoestima o con colocar la barra muy en alto. Al final creo que estan relacionadas las dos cosas. Anoche estuve verificando un par de partidas en Youtube y hoy que tenía otra partida bastante fuerte -aunque al compañero A ya le había ganado la anterior- quedé con un tablas en una partida que dominé en el 90% del desarrollo...

Acudo a un club de lectura que se realiza en la biblioteca de mi antigua universidad dos veces por mes. Hace quince días no hubo -o eso creí- así que estaba esperando esta reunión durante toda la semana. De hecho, desde que empecé mi semana laboral el domingo por la noche me dije: -Y bueno, al menos el jueves tengo Club de Lectura. El día de hoy me llamaron para confirmar la reunión, al cuestionar porque no hubo hace dos semanas la persona me comentó que si se habían reunido, aunque no habían publicado el evento y la persona que debía avisar telefónicamente no lo había realizado...

Lo que me lleva a la tercera palabra del título de este post. Al pasar nuestro jefe despidiéndose al finalizar su jornada este día comenté que estaba super animado pues mañana tengo club de lectura. Mi jefe es muy buen lector, de hecho por tener más de diez años de trabajar con el mismo programa una gran parte de su día la dedica a leer libros electrónicos. Sin embargo su comentario fué -mirando al compañero B-: -Debemos conseguirle una novia a Koan.

Y de hecho no, no creo que sea la parte faltante en la ecuación de mi vida -mi koan- en estos tiempos. El ajedrez y la lectura me entretienen. Ayudo con mi grupo de voluntarios. Valoro el tiempo que paso con mis chicos. Estudiaré formalmente filosofía. O ese es el plan.

2 comentarios:

  1. jaja, ahora entiendo!
    Muy bien, tenemos otros planes antes que el novio/a.

    Un beso

    ResponderEliminar