domingo, 29 de agosto de 2010

Fin de semana diferente...

Usualmente -y desde finales de enero de este año- mis sábados son exclusivamente para Fds. El de la semana pasada fué diferente. El martes o miercoles de la semana antepasada me habían llamado de la municipalidad capitalina para notificarme que un cuento que había enviado para participar en un certamen de microrelatos había sido elegido como finalista -eran once finalistas- y que la ceremonia de premiación -diplomas para los finalistas y medallas para los tres primeros lugares- se llevaría a cabo el sábado a las 11:00 AM.

Para seguir con las reglas de FdS llamé a mi encargado de visitas y le avisé de que tenía un compromiso el sábado y que no podría visitar. Traté de no hacerme ilusiones acerca del resultado y me dije que estar entre los finalistas y que fuera publicado mi cuento ya era un triunfo.

Para tratar de incluir a mis peques en los momentos importantes -o diferentes- de mi vida llamé a mi ex esposa el día viernes para comentarle sobre el acto y pedirle que me dejara a los niños la mañana del sábado. Argumentó que mi hija mayor estaba por someterse el martes a un examen de admisión bastante complicado en un prestigioso instituto -le toca la secundaria el otro año- y que tenía que estudiar el sábado.

El viernes almorcé con Mv. Su percepción -acertada por cierto- es que me miraba de depre. Y si, en el trabajo se vienen cambios bastante grandes y no se como estará la cosa de aquí a fin de año. En la noche cenamos con el compañero B y su esposa en el puesto callejero de asados que está a tres calles de mi casa y en el que usualmente compro mi cena los viernes.

El sábado me dirigí a la actividad de la municipalidad calculando llegar a las 10:00 AM pues me había llegado una invitación de un Círculo de lectura que he atendido esporádicamente y que coincidentemente realizaría su reunión en la misma calle -Pasos y Cultura- en la cual se realizaría la premiación. Cuando pasaba por la Plaza Barrios, que se encuentra a un para de calles de Pasos y Cultura, vi que había varias mesas de ajedrez ocupadas en su mayoría por niños. Me acerqué a preguntar y resultó ser una exhibición de la escuela municipal de Ajedrez. Me quedé un rato en el lugar y jugué una partida contra un niño de diez años -bastante avanzado en el ajedrez por cierto- que por poco me gana. Al final terminamos tablas.

A las 10:15 aproximadamente llegué al lugar de reunión del Círculo de Lectura. La reunión empezó casi a las 10:30 y se conversó sobre un libro de un autor nacional que trata sobre los ecosistemas de nuestro país. En la misma calle y casi terminando esta reunión se reunió un pequeño grupo bajo unos toldos y empezó la premiación del certamen de cuento corto. Esperé que terminara la actividad del círculo de lectura y me dirigí a la otra reunión.

Cuando me sume a la ceremonia de premiación ya habían llamado a varios de los finalistas. La dinámica era que se leía el nombre del ganador y el título del cuento. Si estaba presente el concursante pasaba al frente, se le entregaba el diploma y leía para todos el cuento. Terminaron de llamar a los finalistas y no escuché mi nombre. Me imaginé que me habían llamado antes de llegar. Luego llamaron a los tres primeros lugares y resultó que uno de mis cuentos se llevó uno de estos premios -omito decir cual lugar gané pues trato de mantener este espacio como semi incógnito-. Pasé a recibir una medalla, un diploma y un paquete con varios cientos de postales con mi cuento impreso. La medalla era el extra. Todos los demás finalistas recibieron también diploma y un paquete de postales.

Luego de terminar la actividad llamé a mi grupo de visita para ver por donde andaban pues habían cambiado la visita de ese día por la participación en una caminata cívica por ciertas calles del centro de la ciudad. Nos reunimos en una estación del transmetro y nos dirigimos hacia el comercial en donde habían dejado los automóviles estacionados.

Con los compañeros con los que estoy realizando visitas dobles nos dirigimos de allí a almorzar y a visitar el Hogar de ancianos al que habíamos ido ya en una ocasión. Fué una muy buena tarde de visitas conversando con varios ancianos sobre sus tiempos, sus familias, sus vivencias, en fin.

Cuando nos dirigíamos de vuelta a la ciudad -la visita de la tarde ha sido en San Cristobal- recibí un llamado de Pj para invitarme a ver una película con ella, Ms y BM -otro sonrisero antiguo-. Como en el auto iba con Sd -sonrisero de mi generación- le convidé a la reunión y nos dirigimos a Skala a reunirnos con Pj, Ms y BM.

Del centro comercial nos dirigimos a la casa de Pj, en el camino compramos tamales y chocolate y pasamos una velada genial viendo Caso 39, cenando y conversando hasta altas horas de la noche. Pj nos llevó luego a todos a nuestros lugares -entré a mi casa alrededor de la medianoche- y me vine a dormir para tener al día siguiente un buen domingo con mis peques.

9 comentarios:

  1. veo que llegasta al CL para leer a MP y su libro LFYG espero que haya estado todo bien en PDL, en todo caso te esperamos en el CL pra leer otro L. y que estemos F en LFH
    jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Veamos, CL=Círculo de Lectura, MP=Mario Payeras, LFYG=Latitud de la Flor y el Granizo, PDL=?, L=Libro, F=?, LFH=?.

    Como dicen en los reportajes, se han cambiado los nombres de los protagonistas para proteger su identidad, y en este caso la mía. Utilizo iniciales para mantener incógnito el blog, al menos entre mis amigos y compañeros de trabajo. En tu caso creo que no hay peligro... :D

    Las únicas siglas que utilizo aparte de los nombres, al menos en este post -FdS=Fábrica de Sonrisas- creo que está más que explícita.

    :P

    Para no crear mucha confusión adjunté el link hacia el Círculo de Lectura...

    ResponderEliminar
  3. Bueno bueno bueno!!!!

    primer tema... felicitaciones por el premio!!! y no vas a publicar tu cuento aquí??? te felicito, te llevaste la medalla!

    que finde movidito... sentí que te quedaste un poco triste por no poder compartir ese dia con tus hijos, pero por suerte tuviste una noche muy buena, completa!!! amigos, ajedrez, peliculas, tamales y chocolate... suena perfecto!!!

    y en definitiva, esos momentos son los mejores, sin planear , espontaneos...resultan esplendidos.

    te felicito otra vez!
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana, gracias gracias gracias...

    Sip, me hubiera gustado llevar a mis peques a la ceremonia, pero bueh...

    Los fines de semana han estado últimamente bastante moviditos y la verdad me encantan...

    Gracias por pasar

    Pd. Te enviaré -si gustas- el cuento a tu inbox, por cuestiones de permanecer (medio) anónimo por acá prefiero no publicarlo.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja las iniciales están asi...
    PDL Pasos de Letras
    F Flavio
    LFH la flavio herrera
    jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Tarde pero seguro.
    Te dejé un mensaje en el post que me has dedicado ja
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola A.C.
    Ya me había resignado a que no vieras la entrada que escribí para tí...

    Saludos

    :D

    ResponderEliminar
  8. creo saber quién sos... nadie más ganó algo ese día en el CL...

    ResponderEliminar
  9. Ah si, Engler, como has estado? vos llegaste en la bicicleta, cierto? que molestadera la que tuvimos con el grupo del círculo... trato de mantener -medio- incógnito este sitio pues muchas veces las personas -amigos, compañeros de trabajo- no reciben con agrado las descripciones de los blogs. Al menos le ha pasado a una amiga argentina y otra mexicana.
    Que estés bien.

    ResponderEliminar